El asesor de Zapatero plantea un cambio en el papel de las diputaciones Asegura que las ayudas generan necesidades no prioritarias

\r\nEs el asesor del presidente del Gobierno en materia de cooperación y desarrollo local y antes que esto, fue el Director General de Cooperación Local del Ministerio de Administraciones Públicas. Por esta trayectoria, Manuel Zafra Víctor, era ayer uno de los “ponentes estrella” del curso ‘La planificación estratégica del desarrollo local’, que se impartirá a lo largo de esta semana en los cursos de verano de la UNIA en la provincia de Jaén.\r\n\r\nZafra vino a hablar del reto que tienen a día de hoy los gobiernos locales, que se resume en dos palabras, la gestión estratégica. ¿Y qué significa esto? El experto lo explica muy claramente. «En 25 años, los municipios han pasado de tener necesidades evidentes, como el pavimento, el agua o el alumbrado a tener que preocuparse por el desarrollo económico y social de su pueblo, lo cual es un reto de la globalización».\r\n\r\nSegún el asesor del presidente, la globalización tuvo en sus inicios efectos muy negativos en los pueblos. «Las primeras respuestas fueron dar suelo a las grandes empresas, ofrecer personal a cambio de bajos sueldos e incluso librar de los impuestos a muchas de esas empresas, pero con el tiempo se han dado cuenta de que lo que de verdad coloca a un territorio en el mundo es la cualificación de su gente y sus buenas infraestructuras».\r\n\r\nAún así, Zafra reconoce que aún hay muchos pueblos que se siguen ‘vendiendo’ a las grandes firmas y él lo achaca a una mala política por parte de entidades públicas mayores, como la Diputación Provincial o las comunidades autónomas.\r\n\r\n«Cuando fui director general del plan estratégico de la Diputación de Granada me di cuenta de que no había que hacer el plan estratégico a la provincia, sino que antes había que hacérselo a la propia Diputación». Y es que, para el asesor, las diputaciones no deben estar para dar subvenciones a los ayuntamientos. «Una subvención provoca necesidades a un pueblo que no son prioritarias. He llegado a ver pueblos con contenedores para reciclar precintados, ni siquiera los habían abierto, pero los habían solicitado porque sino la subvención se les pasaba».\r\n\r\nAsí, para Zafra, las subvenciones «dificultan la planificación estratégica de los pueblos, provocan necesidades en los ayuntamientos que no son las prioritarias y cuando ocurre que hay más solicitudes del dinero disponible, siempre se conceden las ayudas a los pueblos que son del mismo partido, y esto no lo cuento como algo que intuyo, es algo que he gestionado».\r\n\r\nAnte, esto la solución que plantea Zafra, es que en lugar de conceder ayudas, dentro de los presupuestos de la Diputación se incluya una parte para los pueblos, algo que les dé más capacidad a los ayuntamientos para trabajar con algo más de presupuesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *