En el CMD, trabajamos desde cada uno de nuestros espacios de acción, en la construcción de una sociedad más justa, más sana y más culta, porque una sociedad así será una sociedad altamente desarrollada y dará a todas las personas condiciones de vida dignas y grandes oportunidades de vida, por ello también creemos que para lograr la construcción de sociedades prósperas, es necesario también construir gobiernos locales fuertes e institucionalmente desarrollados, capaces de enfrentar los grandes desafíos de la actualidad.